4/3/17

Tortilla de betanzos

En casa mi marido era el experto de las tortillas, hacía unas tortillas enormes, que pesaban más de 3 kilos, usaba dos kilos de patata, no se cuantos huevos, pero bueno esa era su especialidad, yo ni siquiera podría dar vuelta ninguna de esas tortillas.
Recuerdo una vez que hicimos una con un huevo de avestruz, que bien se lo pasaron los niños cortando el huevo con el dremmer, para que luego nos quedara de recuerdo.

Así que cuando me tocó hacerlas a mi, cambié, hago la tortilla de betanzos , esa tortilla como que no está cuajada, melosa, bien babé. En casa los gustos están divididos, pero la grande ya no la podremos hacer mas :(. En fin, la vida sigue así que vamos con la receta.

En esta tortilla uso una variedad de patata que se llama agria, que es la que usan los bares, porque fríe muy bien, y además no suelta almidón, lo que nos permite tenerlas cortadas y listas para el momento de hacer, una mise en place excelente.

Cantidades para una tortilla para dos personas, en el caso de mis hijos, es una por cabeza. Es muy importante cuidar la calidad de los huevos y las patatas, porque al no llevar otros ingredientes si estos no son excelentes no vale la pena.

tortilla-patata





Ingredientes
250g de patatas
4 huevos medianos de corral a temperatura ambiente
3 pizcas de sal
aceite de oliva

Pelamos las patatas, las cortamos en bastones de dos dedos y luego con ayuda de una mandolina las cortamos en laminas de 3 mm, nos quedarán como unas tejas. Esta preparación la podemos hacer con antelación y guardarlas con agua en la nevera, luego solo queda escurrir, pesar y usar :). Yo las he llegado a guardar 3 días y estupendas.

Las frío en la freidora, y cuando tienen esa textura de patata frita, las quito y las escurro.

Es importante que los huevos estén a temperatura ambiente, pues al estar tan poco tiempo en el fuego si los tenemos fríos, la tortilla saldrá fría.

Batimos los huevos con cuchara, para que no incorporemos más aire del necesario y en el último momento le agregamos la sal. Y las patatas. Si vemos que nos falta huevo, le podemos agregar otro, pero si los huevos pesan entre 58 o 60 gramos no haría falta.

Para este tamaño de tortilla, uso una sartén de 18 cm con bordes recto, para que no se expanda tanto. Calentamos la sartén y le agregamos dos o tres gotitas de aceite y colocamos la mezcla.
Ni bien tengamos cuajado la parte de abajo, la damos vuelta, con ayuda de una tapa, y si estará muy líquida, sellamos de nuevo y volvemos a dar vuelta, con 3 o 4 vueltas serán suficientes, de esa forma no nos tomará color.




Es una tortilla que lleva poco tiempo de cocción en realidad, yo prefiero hacerla con los niños en la mesa, pues a mi me gusta recién hecha, por lo que obviamente soy la última en sentarme y comerla, pero así lo prefiero.

Caro :)








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría leer lo que tengas que comentarme :)

Blogging tips