22/4/14

Pretzel

El Pretzel o Bretzel es un bollo horneado, en forma de lazo. Son muy fáciles de hacer, se hacen totalmente a mano, lo único más complicado es que antes de hornearlos hay que hervirlos unos segundos, como con los baggels. La receta se puede duplicar sin problemas.





Ingredientes
30 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 tsp de levadura seca instantánea
1 tsp de sal
1/2 Tbsp de azúcar
195 ml de agua tibia, 40º ( hay quien pone 90 ml leche, 90 ml agua)
325 gr harina de fuerza

Para pintar
1 yema de huevo,
sal en escamas
sésamo

Para el baño de los pretzel
1,2 litro de agua
50 gr de bicarbonato sódico


En un bol amplio ponemos el agua, el azúcar, la levadura y la mitad de la harina. Mezclamos, hasta que esté bien integrado, cubrimos con un paño y dejamos reposar durante 20 minutos, esto hace que la harina se hidrate bien. Ojo no colocamos todavía la sal, pues inhibimos a la levadura.

Añadimos el resto de la harina y la sal y mezclamos con ayuda de la espátula. La sacamos del bol y trabajamos la masa durante unos minutos.

Estiramos y le incorporamos la mantequilla ablandada y amasamos. La masa nos debe quedar lisa y suave, la hemos trabajado como 4 minutos. Cubrimos con aceite de oliva y la tapamos con un paño húmedo, dejando espacio para que crezca, pues debe doblar su tamaño, aproximadamente una hora.

Forramos dos bandejas de horno con papel de hornear. Precalentamos el horno a 220ºC con ambas placas.

Preparamos el agua para escaldar la masa, colocamos en una olla amplia el agua con el bicarbonato  y la ponemos a hervir. Mientras a preparar los pretzels.

Desgasificamos la masa sobre una mesa de trabajo enharinada o ligeramente engrasada. Formamos un cilindro y lo dividimos en 14 porciones iguales. Cada uno de estos bollos los estiramos hasta formar un cordón de 30 cm de largo y le damos la forma de bretzels.






Cuando tenemos el agua hirviendo vamos introduciendo los pretzel, los bañamos por 30 segundos, los escurrimos con la espumadera y los colocamos en las bandejas de horno preparadas.

Luego los pintamos con la yema de huevo, que le hemos agregado un Tbsp de agua, los espolvoreamos con sal kosher o en escamas y semillas de sésamo. A mí me gustan solo con sal.
Los horneamos por 10 o 12 minutos. Deben quedar dorados.






Se pueden tomar solos o con un algún embutido y eso sí una buena cerveza alemana :), eso si esperad 5 minutos antes de comerlos.

Me he basado en un blog francés, Le pétrin, aunque ella hace el doble de receta y son el doble de grandes, pues solo le salen 8. Y el dibujo para formar los  pretzel lo tomé de aquí.

Caro :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría leer lo que tengas que comentarme :)

Blogging tips